Todo es cuestión de suerte.


Suerte: Encadenamiento de los sucesos , considerado como fortuito o casual.

Mis hermanas, las 4 que tengo y todas mayores que yo, siempre me dicen que tengo mucha suerte. Compañeros de la oficina me dicen lo mismo, hasta mi querida novia, a la que aprovecho para saludar también me lo dice. Al final me lo terminaré creyendo, o no.

Este año hemos tenido mucha suerte, cerramos el año creciendo dos dígitos, habiendo conseguido cerrar una de las operaciones más importantes de toda mi carrera profesional. Además, hemos llegado a cotas de productividad y ventas de productos estratégicas muy altas (para lo que estábamos acostumbrados), hemos encontrado el punto exacto de eficiencia comercial en base a protocolos de trabajo muy definidos. En resumen, hemos hecho probablemente el mejor año en mis mas de 10 liderando la agencia, y todo esto gracias a que hemos tenido mucha “suerte”.

Analicemos un poco la evolución de todo esto:

Suerte de haber estado durante 5 años llamando a la puerta de mi cliente para convencerle de que nuestro producto era el mejor, sin perder la esperanza. Cada año su “Este año no cambiamos de compañía de seguros, lo vemos el año que viene” yo lo veía como un “estoy mas cerca de conseguirlo que el año anterior”.

Suerte de haber encontrado un sistema de trabajo productivo, donde ponemos foco a la rentabilidad de cada acción que desarrollamos, donde analizamos y detallamos las tareas y las ejecutamos buscando ser lo más productivos posibles.

Sistema que sigue en constante mejora, sistema que comencé a elaborar hace 4 años. Sistema que llamamos “la cartulina”, para explicar este sistema dedicaremos un post exclusivo. Solo he necesitado 4 años de errores para encontrar un modelo adecuado a mi negocio, suerte sin duda. Modelo que ira cambiando para adaptarnos a las necesidades del mercado. A esa adaptación también la llamaremos suerte…

Suerte de haber mantenido la constancia en mis tareas comerciales, de oferta, de seguimiento y estrategia. Suerte de haber mantenido el tipo cuando estuvimos mas de 5 años seguidos decreciendo, perdiendo negocio pero ganando en conocimientos, autoestima y confianza.

Suerte amigos, la vais a necesitar, yo solo la encuentro trabajando cada día, siendo constante, metódico, feliz.

 

Te digo una cosa, llegaré al post 100 y seguramente sea cuestión de suerte.

Puedes leer todos los post pinchando AQUÍ

Suscríbete si te a gustado:

Email


Share :
Related Posts