Lo que haces no es transformación digital


Transformación, palabra que vengo a oír/leer al menos una vez al día durante los últimos meses. Empresas de todos los sectores, pymes e incluso pequeños comercios o start ups trabajan en procesos de transformación digital.

Pero ¿Qué es transformación digital?

Para empezar, deja que te diga que no es poner una web, un perfil en redes e intentar vender online.

Antes de comenzar a trabajar con mi padre en la agencia, le acompañaba a visitar a sus clientes y recuerdo que sus reuniones eran en una cafetería que hacía de bussines center, la servilleta era la solicitud de seguro y un apretón de manos el smart contract. Ahora no entendemos nuestro día a día, sin internet, sin el uso de nuevas tecnologías y dentro de no mucho no la entenderemos sin blockchain (de la que hablare en próximos post…). 

Todos en mayor o menor medida y sin darnos cuenta hemos transformado nuestros hábitos, nuestra forma de comunicarnos, de leer, de ver la tele, de comprar, de vender, de viajar, de encontrar pareja… en definitiva de vivir.  Esto es transformación, así de sencillo, es adaptarnos, es cambiar hábitos, es mejorar nuestro modo de vida. Bien, ahora aplícalo a tu negocio.

La transformación digital viene a mejorar nuestra calidad de vida y la de nuestros negocios. No te va a reemplazar por una máquina, por lo menos de momento, ni va a hacerte desaparecer como profesional, pero sí que te obligará a hacer las cosas de distinto modo.

Concéntrate y pon todo tu interés en adaptarte, en transformarte tú para transformar tu negocio. Equivócate, pierde el miedo, rompe barreras que tú mismo te has impuesto, no existen limitaciones. Abre un blog, comunica de forma diferente, busca contenidos de calidad que compartir, cuida tu perfil en redes sociales profesionales, únete a grupos de interés profesional en plataformas como linkedin o twitter, introdúcete en foros, congresos, charlas, sigue a los mejores. Forma de parte de los proyectos de digitalización de tu negocio, esta es una de las claves.

La aplicación de nuevas tecnologías en tu negocio no entiende de edades, ni lugares, ya que precisamente una de sus ventajas es que cualquiera, desde cualquier sitio, puede disfrutarlas y aprovecharse de sus ventajas.

En próximos post os explicaremos cómo hemos incorporando a base de prueba y error herramientas que nos han ayudado a mejorar nuestros ratios de venta, retención y multiequipamiento. Es importante decir que nuestro volumen de ventas principalmente sigue siendo por los canales tradicionales y que aún les queda recorrido… o quizá no, yo por si acaso me voy preparando.

Piensa ahora como quieres ver tu negocio a largo plazo, es decir dentro de 3 años.

No todo es mas difícil ahora, sino diferente.

Puedes leer todos los post pinchando AQUÍ

Suscríbete si te a gustado:

Email


Foto

Share :
Related Posts