El seguro de vida y la firma de la hipoteca, no hagas el primo.


Si en el último post te ahorré 1 millón de euros, con este no nos quedaremos muy por debajo.

El seguro vida lo asociamos casi siempre a la firma de una hipoteca y es para algunos de vosotros algo innecesario.

Cuándo os he preguntado por vuestro seguro de vida esto es lo que algunos me habéis respondido:

“Eso que me hizo el del banco para la hipoteca”; “Es un seguro por si me muero que pague lo que debo”; “Tengo muchos, con el banco para la hipoteca, con las tarjetas de crédito”; “Ni idea de lo que me cubre pero pago una pasta”

Y ahora que me encuentro en la situación de buscar financiación para la compra de una casa y llevo un mes negociando con 8 entidades en busca de la mejor hipoteca veo que voy a tener que pagar el peaje del seguro de vida… o NO.

Así que os paso algunos conceptos y recomendaciones clave para no que te procedan a hacerte la 13/14. Pero sobre todo para que te quede claro la importancia de un seguro de vida.

Conceptos clave:

1. El objeto del seguro de vida no tiene como objetivo pagar una hipoteca, el banco tiene suficiente garantía con la vivienda y con el seguro de incendios (y solo cobertura de incendios) que si es OBLIGATORIO CONTRATAR PERO CON QUIEN TÚ QUIERAS.

2. El seguro de vida es con diferencia el seguro mas importante de todos. Sin embargo no tienes “reparos” en asegurar un trozo de metal con 4 ruedas por 800€ al año y por contra pones pegas para proteger tu futuro y el de las personas que dependen de ti… dale una vuelta a esto.

3. El seguro de vida no es solo cobertura por fallecimiento, detente en valorar escenarios de invalidez (absoluta, profesional…) o graves enfermedades, donde dejas de generar ingresos y aumentas el gasto.

4. Revisas el seguro del coche cada año, si te compras otro cambias la póliza, te detienes en cubrir los accesorios… Tu seguro de vida no se debe contratar y olvidar, debe ser revisado cada año y en base a tus necesidades este se debe de ir adaptando.

Teniendo claros estos conceptos vamos con recomendaciones para no firmar una hipoteca donde en la última pagina ponga “Enhorabuena eres el primo del año”.

Nos situamos en un escenario de dos personas con sueldos normales que se compran una casa normal, han conseguido ahorrar un 10% o un 20% del coste de la vivienda y estas personas tienen menos de 126 años.

1. El banco te va a dar un precio de salida muy interesante, pero vinculado a productos. Normalmente serán nomina, seguro de hogar y seguro de vida. Casi nada.

2. En la medida de lo posible evita los seguros a prima única. Pagas por adelantado la prima y luego no tendrás posibilidad de cambiar.

3. Pídeles la TAE con las vinculaciones, en un tipo de interés de salida al 2%, sin las vinculaciones te puedes ir al 3,5%, ojo con esto. Compara
precios con y sin vinculaciones, a lo mejor te llevas una sorpresa.

4. Dile al banco que te desglose los costes de los seguros y que además te indique las primas que vas a pagar durante toda la vida del préstamo.

5. Compara primas y coberturas con una póliza asesorada por un mediador profesional.

6. Cúrrate un Excel y compara los gastos en ambos escenarios, de verdad que vas a flipar con lo que te puedes llegar a ahorrar.

7. Si no hay mas remedio, prácticas como las de Harvey Specter, Ray Donovan, Marty Byrde, Walter White o Tyrion Lannister podrán servirte en algún momento determinado de la negociación. 😉

Si finalmente tienes que pasar por el aro y hacer los seguros con el banco, te aconsejo que te los revise un mediador profesional y te cubra aquellas áreas que queden en descubierto.

Mucha suerte!

Share :